Marc Moreno: Temps de rates

Marc Moreno: Temps de rates. Barcelona: RBA-La Magrana, 2017. 266 páginas.

La Verneda es un barrio en el nordeste de Barcelona: grandes bloques de pisos-dormitorio, polígonos industriales, descampados y avenidas que parecen carreteras. Un barrio en regeneración urbanística si preguntas a los técnicos.

En La Verneda pululan tres jóvenes: Charly, el Mentens y Eloi. Eloi vive con su madre, que mantiene a la familia fregando pisos, y con su padre, un borracho porrero que pasa más tiempo en el bar chino de la esquina que en casa -afortunadamente, porque tiene la mano muy larga-.

Un día el vecino de Eloi le deja una mochila para que se la guarde hasta que regrese. Más que pedirle un favor, Andreu le está ordenando a Eloi que le esconda y custodie un alijo de ocho quilos de coca. Andreu es el vecino camello de media monta enfrentado al poderoso clan de los Lodowinsky, que controla con mano de hierro el hampa de la Verneda y el tráfico de drogas. Eloi no es precisamente un muchacho impulsivo, así que se resigna a convertirse en el guardián de un tesoro intocable.

Conforme pasa el tiempo y la peligrosidad de Andreu se diluye, Eloi decide que celebrar alguna fiestecilla con unas cuantas rayas le va a alegrar la monótona existencia a él y a sus amigos. Con un poco de suerte podrá intimar con Jèssica, una muchacha de su edad aficionada al polvo que trae de cráneo a las hormonas sexuales masculinas del barrio.

Lástima que alguno de los amigos de Eloi sea un tanto bocazas y que se expanda el rumor de que está trapicheando sin permiso. Si la vida de Eloi hasta entonces era un tormento de monotonía y desesperanza, a partir de ahora será una tormenta de hostias y persecuciones. Los matones a sueldo de los Lodowinsky quieren saber de dónde sale la droga que se mueve en su barrio, los mossos corruptos que dominan el barrio, Sánchez y Rueda, quieren su parte del pastel (más bien todo el pastel), los advenedizos independientes quieren demostrar a los Lodowinsky su valía regalándoles el codiciado botín, los amigos y parientes de Eloi quieren salir de la miseria aprovechando la providencia y, además Andreu y su glock han regresado al barrio a recuperar lo que es suyo.

En fin, Eloi y sus amigos van a tener que salir de su apatía y demostrar su imaginación si quieren tener alguna oportunidad de salir con bien, o al menos con vida, de la encerrona del regalo envenenado y del barrio que se desmorona.

Marc Moreno hace que uno de los muchachos del trío protagonista, Charly, relate, como narrador omnisciente, la aventura de estos tres seres perdidos y desesperanzados. Su narrador es parte de la historia, pero también conoce todo sobre los demás. Aunque él no esté en las escenas o en la mente del resto de los protagonistas, sabe lo que sienten, lo que traman y lo que les pasa, como un diablo cojuelo volando sobre los descampados y torres de la Verneda. El barrio es el destino y la causa de los protagonistas. Apenas salen de él, a pesar de que nada positivo les ofrece: trapicheos, paro, horas muertas en los bancos del parque, desahucios, familias rotas que no sirven de soporte, racismo, corrupción, violencia y egoísmo.

Tampoco es que los protagonistas hagan nada por escapar de la miseria. No pretenden sino sobrevivir sin demasiado esfuerzo, dejarse llevar desorientados por la vida líquida que los ahoga y poco más. Acaban de comenzar su existencia y ya tienen ganas de que todo acabe. Su barrio, en el que se acumulan todos los tópicos de la degradación urbana y de los hábitos de los chavs barceloneses, sale tan malparado como la mayoría de los protagonistas que lo habitan. No podía ser de otro modo.


twitter.com

Marc Moreno, Barcelona, 1977. Ha trabajado como periodista para medios como La Vanguardia y la revista Lonely Planet. Es editor de Llibres del Delicte, especializada en novela negra en catalán de autores catalanes. Con Temps de rates ha ganado el VIII Premi Crims de Tinta.


Ha escrito varias novelas negras: 

Cabdills. Barcelona: Actéon, 2011.

Indepedència d'interessos. Barcelona: Llibres del Delicte, 2013.

Con Xavier Diaz: Coll Avall. Barcelona: Llibres del Delicte, 2013.

Con Sebastià Bennasar, Lluís Llort y Salvador Macip: La reina de diamants. Barcelona: Llibres del Delicte, 2014.

Els silencis dels pactes. Barcelona: Llibres del Delicte, 2014.

Contra l'aparador. Barcelona: Llibres del Delicte, 2015.

Temps de rates. Barcelona: RBA-La Magrana, 2017.


No hay comentarios :

Publicar un comentario